La construcción en seco se caracteriza por los distintos sistemas que se utilizan durante la obra, como por ejemplo el balloon Framing utilizado en estados unidos en donde los materiales son de madera principalmente, y el Steel Framing utilizado en Canadá y Europa en donde se utilizan estructuras de acero.

Para quienes se preguntan cuáles son las ventajas y diferencias entre la construcción en seco y los sistemas convencionales de construcciones podemos encontrar que el tiempo de obra es hasta un 60% más corto que en el método tradicional, ya que no se utilizan materiales húmedos y solo se utilizan estructuras a medida.

La Construcción en seco

Además una obra de construcción en seco no produce escombros, ni desperdicios, el hecho de que los materiales sean a medida evita tener que hacer recortes o modificaciones, siendo otra ventaja sobre el método clásico.

Las casas de construcción en seco son más cálidas en invierno y más frescas en verano, ya que su aislante se ubica por dentro, lo que también les da una acústica perfecta.

Por último, las reparaciones y reformas a realizar son muy simples y rápidas, ya que no son necesario roturas y emparches. En los sistemas de construcción en seco, si se produce por ejemplo una pérdida de agua, esta surgirá exactamente en el lugar de la perdida. En otras construcciones, la perdida tarda en detectarse y el daño suele ser mayor.